Le-o-ni-no

El otro día firmé un contrato leonino en el que vendía mi alma a una productora de televisión a cambio de poder participar en un concurso. Porque sí, al final participé, pero al igual que sucedió con Ann O’nadada, este contrato del que os hablo nos impide detallar más al respecto. Ya os iría avisando cuando vaya a salir, o no, que me da una vergüenza que me veáis en la tele que ni os lo imagináis. Prometo pensármelo, anyway. Y como decía el troll, prometo invitar a lo que haga falta en caso de que me lleve el premio o incluso de que no me lo lleve, especialmente si es alcohol, que ya sabéis que a mí cualquier plan que incluya alcohol me fascina poderosamente.

Después de salir de la tele el miércoles, Piscu, Lesbos y yo nos fuimos a tomar unos copazos y eso para liberar tensiones. Es increíble la cantidad de gente que hay en Madrid un miércoles ¿es que la gente no trabaja? Lo increíble también fue que ligué bastante, imagino que porque después de lo mal que se pasa y los nervios tienes una cara de relajación bastante especial, pero también porque tanto Piscu como yo íbamos maquillados como puertas, como si nos hubieran disparado con la pistola de maquillar de Homer Simpson. Esto estableció una pequeña barrera entre los tíos que se interesaban por mí y yo, principalmente porque me daba vergüenza acercarme y que se dieran cuenta no de que iba maquillado, sino de que llevaba una pátina de restauración encima. Terminé largándome a casa a las 3.30 y llegando con una poquita de resaca el jueves al trabajo, que por suerte era el último día de la semana, cosa que me permitió largarme a casa corriendo, dormirme un rato de siesta y prepararme de nuevo para salir. Fue fantástico porque quedé con Supervago y fuimos al Gris, que hacía siglos que no iba, pese a que fue mi bar preferido durante mi adolescencia. En el antro por antonomasia de Chueca (digo antro por lo oscuro, sucio, divertido y barato del lugar) se respiraba una tensión sexual increíble. Poco después se unieron Piscu y Kurai y como no sabíamos dónde ir un jueves (qué poco salimos de verdad), terminamos en ese cutre-bar llamado Why Not?, que es lo peor pero nos reímos una barbaridad. Yo, sin ir más lejos, era la primera vez que entraba.

Las cinco de la tarde fue la hora a la que tomé conciencia de nuevo el viernes, después de pasar por el Eboli. Los que salgáis por Madrid a menudo sabréis que acabar en el Eboli es acabar tarde de cojones, así que no hace falta que dé más explicaciones. La verdad es que hacía casi un mes que no salía hasta las tantas. Ann por fin volvió de su viaje de trabajo y Piscu y Joserra se acercaron a casa para ver una peli y ponernos gochos a hamburguesa, que yo al día siguiente tenía la entrevista con Milkyway (al final se retrasó al sábado) y no quería estar hecho una pena. Prontito a la cama y el sábado entrevista a Guille, que no os imagináis ni por asomo lo simpático, majo y adorable que es. Yo ya soy grupi de este chico para siempre. Por la noche la cosa fue acercarse a la fiesta de presentación de ‘La revolución sexual’ que había en el Elástico, donde Guille pinchó mucho j-pop y nos divertimos a porrillo, aunque no nos tocó nada en los sorteos. Y otra vez que me acosté a las mil.

Hay que ver, qué necesidad tenía yo de salir en plan destroyer de nuevo.

[Mood: silly1.gif Believe it or not, estoy como una puta rosa]

[My iPod says: La BSO de Once, que estoy un poco atontolinao…]

Anuncios

10 Responses to Le-o-ni-no

  1. La verdad es que los fines de semana destroyer molan, pero de vez en cuando, que luego menuda semanita, se hace más larga…

  2. Tony Tornado dice:

    qué nervios con lo de la tele…

  3. Raquel Ritz dice:

    Jo, ¡qué chachi! queremos veros en la tele. Ya avisarás, que tendré que quitarle el mando de las manos a mi compañero de piso con la antelación suficiente (parece que viva en ese sofá y solo se levante para satisfacer sus necesidades fisiológicas)

  4. marietta dice:

    Aunque infrinjas alguna cláusula, tú cuéntanos cuando sales. Pero con antelación para programarte y eso.
    Que con todos los seguidores que tienes, seguro sube la audiencia del programa y puedes llevarte, además del premio, una comisión.

  5. Proudstar dice:

    Ay, a mí me gusta mucho el Gris también, sobre todo en la parte de abajo, que arriba no hay quien pare.

    Me olvidé por completo de la fiesta del Elástico, qué mal! 😦

    Suerte en el programa. Besotes!!

  6. pedri dice:

    ¡Qué de tiempo sin comentar! (Aunque no he dejado de leer)

    Estoy esperando ansioso tu aparición en Identity, que no todos los días ve uno a un blogger en la caja tonta!

    Totamente de acuerdo contigo en lo de los planes que incluyan alcohol, y en lo de el Gris. He ido un par de veces y me ha gustado la baratez.

    Salir en plan destroyer es lo más. Yo el finde pasado tuve que desquitarme el viernes (hasta las 7 de la mañana por ahí de pingo) porque el sábado y el domingo me tocaba fin de semana familiar en el campo…

    Beso!

  7. el troll dice:

    Como sigas de borrachucio todos los días, vas a llegar a TV con las neuronas opacas y vas a tener muchas probabilidades de hacer el ganso delente de millones de personas. Piénsalo!

  8. Lo siento, pero tienes que decirnos cuando es el programa para poder verte nervioso y tembloroso..ji ji ji

  9. duka dice:

    ¡Alaaaaaaa, acabo de ver a Ann!!!! ¡Qué suelto, qué divertido y qué ojo ha tenido el tío!!! Casi me ha dado un ataque al corazón, ¡qué subidón!!!!! ¡Qué fuerte todo!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: