Farala earthquake

Yo no sé si es que la gente es una exagerada (que es probable), se lo inventa todo (que es una cosa bastante segura) o es que, como no tiene nada que hacer y se aburre porque se tocan los huevos a dos manos en lugar de trabajar, le da por hablar y se pierde en divagaciones. Hoy, al entrar en el trabajo, el tema del día ha sido el terremoto de ayer, que yo todavía sigo sin creérmelo, aunque Flat Erikk me dijo que él si lo había notado y a él le creo. Yo, por mi parte, dormía plácidamente y como los angelitos esparrachingao en mi cama y tan a gusto. A mí como si me cae la Bomba H encima, que yo ni me entero. Sin embargo, aquí en el trabajo, todos los que quedaban en Madrid se habían levantado alarmadísimos, pensando que esto era el fin del mundo. Si vivieran en Japón no sé qué iba a ser de ellos.

Por lo demás, el fin de semana ha estado fenomenal. El viernes, después de comer solomillo de cerdo con yuca, mango caramelizado y cebolla confitada, cortesía del marido de Ann O’nadada, me eché una reconfortante siesta de dos horas de la que me levanté completamente desorientado. Como Alexis Carrington me había hecho una invitación formal a su casa, para ver la procesión de San Lorenzo y tomar limoná (qué castizo todo), me preparé y en un momento me planté allí -que yo no me pierdo un sarao-, con un poco de vergüenza porque no conocía a nadie.

Evidentemente, tras tres o cuatro vasos de limoná se me pasó la vergüenza y todo, y me lo pasé fenomenal. El problema vino cuando me percaté de la cantidad de azúcar que llevaba el brebaje y me di cuenta de que me iba a emborrachar si seguía bebiendo así. Y efectivamente, me agarré un pedo del que Joserra, Ann y Piscu se ríen todavía cuando lo recuerdan. Después bajamos a la verbena y a partir de ahí tengo lagunas, así que paramos de hablar del viernes y vamos al sábado, que fue uno de esos días en los que la resaca parece que te va a matar.

Sin embargo, al final salí a tomarme algo con los Caniches, iko, Supervago y Piscu en el Dos de Mayo (que sigue repletito de policías) y luego Piscu y yo encabezamos la marcha hacia La Latina, lugar donde empezaba la verbena esa misma noche. Cómo mola agosto, con tantas fiestas repartidas. Lástima que en el barrio de Salamanca sean unos siesos y las viejas con peinado ahuecado no quieran fiestas ni por asomo. Allí estuvimos con Flat Erikk y Luci bebiendo cervezas, hasta que a Piscu le empezaron a picar las cincuenta páginas que le queda(ba)n de Harry Potter y decidió que nos teníamos que ir cuanto antes. Él a leer y yo a dormir, que a mi edad hay que dormir mucho, para crecer más altos y más fuertes.

[Mood: drunk1.gif Ayyyyyyyy… qué malo estoyyyyyyyyy]
[My iPod says: Portishead – Dummy]

Anuncios

5 Responses to Farala earthquake

  1. Ann O'Nadada dice:

    Ha habido un terremoto? Y yo sin enterarme? Joder, yo no sé en qué mundo vivo…

    Tu pedo fue monumental, majo, pero vamos, nada que no hubiésemos visto antes… Drunk Farala es todo un clásico…

  2. Joserra dice:

    Que emoción, mi solomillo con yuca y confitura de mango, acompañado de cebolla caramelizada ya está en internet, que majo Farala, me alegra que te gustara.
    Para ser francos la receta original es con presa o pluma, también puede ser con secretos, las mejores piezas del cerdo, pero en el barrio de Salamanca es difícil de conseguir semejante carne, así que opté por el solomillo, ya que fue lo único que pude encontrar.
    Imagino que el sábado la limoná te pasó factura, pero aún así, estuviste muy gracioso, y hasta aquí puedo leer….

  3. Paul & Cia dice:

    Y qué pasó con el tiarrón euskaldún con careto de borriko? Te folló? Kedásteis pa otro finde en alguna bonika playuka de Sanse o Bilbado? Os llamáis pa contaros el muxo amol que os tenéis? Déjate de mariconadas de madrí y cuéntanos las hostias vascas. Eso, he dicho.

  4. Proudstar dice:

    Qué guay! La verdad es que ayer en La Latina se estaba de puta madre… Y no te preocupes, Farala, que servidor se pilló ayer una buena castaña también. Esta mañana me quería morir cuando sonó el despertador. Mi resaca ha sido apocalíptica.

  5. Raquel Ritz dice:

    ¡Qué envidia!Hace de meses que no me pillo una mierda, que no me apetece ni contarlos…
    Jo, y con lo que me gusta a mí la limoná, sniff, sniff…
    Respecto a lo del terremoto, aquí yo misma, que noté el choque del Mar Egeo contra la costa coruñesa y ví cómo mi mesilla se movía como la cama del exorcista con el terremoto de Becerreá. Pero es que a mí, me despierta cualquier cosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: