Me recuerda a Donosti-Donosti / Belle & [San] Sebastian (y II)

Nos habíamos quedado en el viernes, y en vuestras preguntas de si estuve solo en Donosti-Donosti o no. Pues la verdad es que casi sí, pero fui con un amigo y terminamos bastante mal. Esto ha sido bastante desagradable, sobre todo el sábado por la mañana, así que no me apetece contarlo. Por esto mismo, estoy separando quirúrgicamente esta parte de la historia de la otra, para no tener que recordarlo. Espero que lo entendáis.

El viernes también amaneció buen día (por suerte), así que me bajé a la playa bien pertrechado por mi cremita del sol (nunca agradeceré lo suficiente trabajar en un sitio como el que trabajo y poder hacerme con todo tipo de cremas caras de todas las formas y sabores) y mi botella de agua de dos litros, en plan reinona decadente. Me faltaba el speedo, el pareo, las maxigafas y estar híper musculado en lugar de delgado para que me sintiese como en la misma Ibiza. Que por cierto, lo de Ibiza ya no puede estar más demodé, Farala dixit.

Después de una buena sesión de playa y de un poco de turisteo por la ciudad, estuve cenando con bien de vino, que últimamente le he cogido un poco de afición a estas cosas. Hasta el postre lo tomamos con vino. Es que estaba de vacaciones, ¿qué pretendíais?

Para finalizar la noche, terminamos yendo por ahí un poco a tomarle el pulso a la noche donostiarra. Estuvimos en el Warhol -un sitio así con una decoración rollo modernete decadente, pero que en el fondo tenía su gracia, aunque el house que ponían no estaba muy bien-; en el Pokhara -este sí que me gustó de verdad, porque pusieron algunos temazos que me encantan, como por ejemplo ‘Young Folks’ de los Peter, Bjorn & John, aunque es más para tomarse un par de copas sentadito- y después en el Txirula -un sitio al lado de la Playa de la Concha que es un poco como el bar de toda la vida donde ponían remixes de Mika sin parar-. En general lo de salir por la noche es complicado, pero tiene su gracia. Eso sí, flipé en lo cuidadosos que eran poniendo copas en todos estos sitios, que te lo ponían en baso de sidra, te exprimían limón y te lo pasaban por el borde fastuosamente y todo. Para finalizar la noche, nos dieron unas entradas para una discoteca de pijerío donostiarra, el Bataplán, esta sí justo enfrente de la Concha. El rollo que llevan es como un poco salmantino, que está todo lleno de heteros pero luego los gayers tienen su espacio propio y allí se concentran todos. Estuvo bien porque había uno de Pamplona que era súper gracioso y estaba fatal de lo suyo, así que me reí mucho. Y luego pues nada, copita por aquí, copita por allá, terminé ligándome a un euskaldun, que ya tenía yo muchas ganas, con esa cara de borricos que tienen muchos y lo buenazos que son. Me encantaron los euskaldunes, pero este que os comento, me encantó más…

Llegué súper tarde al hotel, rollo las nueve de la mañana, así que no dormí nada. Desgraciadamente, tuve que irme sí o sí de allí a las 12 y mi vuelo no era hasta las 19. No os recomiendo para nada un vuelo tan tarde si no podéis pedir un late check out hasta las 16 (que es lo que normalmente te dejan en los hoteles sin cobrarte y si no tienen mucha ocupación) porque es un horror. Me tuve que tirar en la playa desde las 12.30 hasta las 17.30 (suerte que había sombra) con una resaca del copón y habiendo dormido dos horas. La próxima vez, aunque pierda el día, me quedo menos. Lo de la playa tanto tiempo fue un coñazo, pero luego vino el euskaldún y me animó bastante, porque además me llevó al aeropuerto ese que está a tomar morcillas en coche. Completamente recomendable echarse un ligue / novio o guateva vasco, ¿eh? Os lo digo desde ya. Así que nada, nos despedimos en el aeropuerto y yo para Madrid y tu para Donosti, que es lo que toca.

La vuelta ha sido infernal. Últimamente tengo la cabeza en otro sitio y me concentro poquísimo en el trabajo. Me imagino que será el síndrome post vacacional. ¿Alguien tiene una cura para esto?

[Mood: gloomy.gif Preocupado. Y va a durar.]
[My iPod says: Travolta – Corazón valiente]

Anuncios

7 Responses to Me recuerda a Donosti-Donosti / Belle & [San] Sebastian (y II)

  1. Raquel Ritz dice:

    No es el síndrome postvacacional, que sufro de lo mismo desde hace más de un año. ¿Será el sueldo que no nos motiva? ¿El jefe capullo?
    Qué pena que te hayas enfadado con tu amigo, pero mira, como dije yo hace un año: hay cosas que se aguantan con 15 años, pero a nuestras edades ya no. Y si alguien no merece la pena, pues a tomar morcillas, que tu ya tienes bien de amigos. Suena mal, pero se llega a esa conclusión después de los veintipocos.

  2. Yo no sé si tengo cura, pero sí un remedio casero para que la depre post-vacional sea más leve: una buena limonada en honor de San Lorenzo, patrón de Lavapiés, como la que yo voy a organizar este viernes, para ver desde los balcones de mi casa la procesión del santo con ese cortejo fastuoso de chulapas que le gritan al santo “¡¡guapo, chulo!!”. Todo un must de estas fechas que continuará con el pertinente paseo por la verbena en la calle Argumosa, los mojitos, las gallinejas y los bailoteos amenizados por la Orquesta Ray Band (y Dj Capuzzi en el escenario alternativo, que la verbena cada vez toma más de los festivales, ¿o es al revés?). Bueno, Farala, si necesitas esa buena dosis de limonada (ojo, que la hago bien rica) no tienes más que mandarme un mail y te doy la dirección. No la puedo dar aquí on air, por eso de los metros cuadrados de mi vivienda madrileña (la de Denver, la de los Colby, ya es otra cosa, bien de grande, pero allí no hay verbenas).

  3. Flat Eric dice:

    Hala, es verdad! Que ya están aquí las fiestas de Madriz para alegrarnos la vida a los que nos quedamos. Eso sí que es un must. Por supuesto que iremos a Argumosa a ponernos cerdos de bocatas de chorizo y vasos de mini rellenos de patatas medio crudas.
    Hay que animarse, ya verás que boost te va a dar esta tarde!

  4. Ann O'Nadada dice:

    ¿Lo de las gallinejas es sólo este finde?

  5. ingo dice:

    .. me hubiera encantado verte, estaba en el pokhara q pinchaba mi novio………..

  6. TB97 dice:

    ¡Ya leídas 3 últmas entradas, que te echaba yo en falta!

    Yo voy todos los años a DonOstia, así que qué voy a decir. Pero la marcha es de cero patatero. Nada que ver con Bilbao. En el festival de cine lo de Bataplan es para salir corriendo… Y sí, en el País Vasco, tiene los mejores chulazos y las mejores copas of the world.

    Me apunto algunos de los sitios que nombras, que más de una noche he estado por hacerme el haraquiri.

  7. […] siesta de dos horas de la que me levanté completamente desorientado. Como Alexis Carrington me había hecho una invitación formal a su casa, para ver la procesión de San Lorenzo y tomar limo… (qué castizo todo), me preparé y en un momento me planté allí -que yo no me pierdo un sarao-, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: