Me recuerda a Donosti-Donosti / Belle & [San] Sebastian (I)

Bueno, hoy toca la primera crónica de mis vacaciones en Donosti. No os impacientéis, que cada cosa se desvelará a su tiempo. Es que hay que ver qué poco os gustan los cliffhangers, como si cuando empezasteis a leerme no os hubieseis dado cuenta de que mis posts son de un estilo Barbara Woods o Danielle Steel que tira pa’trás.

Bueno, pues resulta que el lunes lo dediqué a descansar y a hacer gestiones y el martes a estar con mi amiga la Patata, que llegó a mi casa a eso de las 14 y se terminó marchando cinco minutos antes de que cerraran el metro. Y nosotros encantados, ¿eh? Que con la Patata todo es una fiesta y ahora que Piscu está por ahí por el interior, necesitamos a otra Phoebe.

El miércoles partí hacia Donostia en un avión de esos de Iberia. Era prontísimo por la mañana, y entre que hice auto check-in con facturación incluida (que por cierto, qué fuerte… ¿cuánto van a tardar en obligar a hacer todo al pasajero con una maquinita y despedir al personal de handling?) y que era uno de agosto, estaba más o menos convencido de que mis maletas no iban a llegar ni de puritita casualidad. Salimos sin retrasos y cuando llegamos al aeropuerto ese de juguete que tienen en San Sebastián, resultó que sí, que habían llegado las maletas. Yo no daba creditito.

En el avión ya habían dicho que el cielo estaba parcialmente nublado. Si eso es lo que entiende un vasco por parcialmente nublado, no sé que será para ellos totalmente cubierto y cosas así. Sin embargo, con la calorina que hacía en Madrid, se agradecía bastante. Quedé impresionado con el color verde de todo y con el hotel, que estaba fenomenal. Como estaba un poco encapotada la cosa, me agarré la cámara de fotos y me fui a hacer turismo con un torno, haciéndome fotos en los sitios más típicos de Donosti: que si la Concha, el Kursaal… El resto del día transcurrió igual, excepto que a partir de las 19 empezó a despejarse el cielo, ante mi alegría.

Esto me permitió bajar a la playa el jueves, y empezar a ponerme moreno. Por suerte, he conseguido que mi piel se dore un poco, a base de factores 30 y muchísima crema buena, y así todo el mundo me pregunta que si he estado en la playa. El jueves estuve además dando una vuelta por la (apenas inexistente) zona de marcha de Donosti. Luego me enteré dónde estaba la zona gay y también fui por allí un ratillo, pero como era jueves, no había nadíe, así que decidí dejarlo para el viernes, que probablemente sería el día grande… ¿o no?

[Mood: gloomy.gif Ay, qué estrés tengo, que creo que estoy enfermo…]
[My iPod says: Belle & [San] Sebastian – Step into my office, baby]

Anuncios

3 Responses to Me recuerda a Donosti-Donosti / Belle & [San] Sebastian (I)

  1. Raquel Ritz dice:

    Tengo una duda: ¿fuíste tú solo?

  2. Pedri dice:

    ¿Qué le pasará a Farala el viernes? ¿Encontrará el amor en brazos de un donostiarra fornido y la mar de bello? Stay tuned!

    El año pasado me invitaron a pasar el mes de agosto en Donosti y estaba entusiasmadérrimo con la idea, pero al final con mis suspensos y mis cosas se chafó todo, y este año, ya sabes que tengo otro destino, pero Donosti no se moverá de su sitio, supongo.

    ¡Queremos fotos!

  3. Donosti en plan marcha es un coñazo!!! Pero el resto es genial. Lo mejor es l amontaña rusa de más de 100 años del parque el monte igueldo y una atracción que se llamaba “El rio misteiroso”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: