Un clavo saca otro clavo

Hay veces que te preguntas cómo puedes llegar a ser tan imbécil de creer en los flechazos. O de encoñarte (o encojonarte, no sea que las feministas de este blog se me echen encima, que para feminista yo) con una persona a la que conoces hace escasas doce horas. Los procesos químicos que regulan el enamoramiento (como dice Vampirella en el EP3) son inescrutables. Tan pronto aparecen y te dejan encantado -como si te hubieses puesto hasta arriba de MDMA-, como se rebelan contra ti y te hacen pasarlo fatal si el sujeto en cuestión te ignora de mala manera.

Yo me he considerado siempre una persona muy racional, al menos en cierta medida, y bastante equilibrada. O al menos lo he intentado, pero que quede claro que también tengo mi pronto y mis impulsos. Sin embargo, cuesta lo suyo serlo, y algunas veces me da el trastorno y me vuelvo loco. No me pasa a menudo, pero me pasa. El jueves pasado, fue uno de esos días en los que se dieron absolutamente todos los condicionantes para que yo lo pasara mal.

Sin embargo, entre mis amigos y alguna que otra ayudita externa pude salir del paso. Es un gustazo, porque me acuerdo cuando alguien muy cercano a mí (no detallaré quién, ¡¡¡por encima de mi cadáver!!!) acudía al psicólogo a 60 preciosos lerus la hora. Por esta vez, no me ha hecho falta, como tampoco me ha hecho falta zamparme medio kilo de helado con un jersey tres tallas más grande de lo normal. Ojo, que no descarto ir al psicólogo alguna vez (incluso dentro de poco, habida cuenta del horrible estrés que me proporciona mi trabajo) pero de momento no me compensa.

¿Pero qué es lo que mejor me ha venido para superar mi depresión? Conocer el sábado y quedar ayer con Superbeso, que es un nombre muy cursi pero así se queda. Esa persona que, en menos de 72 horas, ha conseguido pasar al Top 5 de los chicos con los que me he liado que mejor besan. Ahí es nada.

Anuncios

5 Responses to Un clavo saca otro clavo

  1. TB97 dice:

    ¡Te voy a acabar cogiendo manía! Por pura envidia no más.

  2. Ann O'Nadada dice:

    Mis besos de buenas noches también son muy guays, no? 😉

  3. paul & cia dice:

    ¿Y cuánto mides tú para encontrar al fin un tipo al que le puedas besar sin el peligro de agachar la espalda y el cuello? Ya sabes, una mala postura acentuada en el tiempo puede dar lugar a irreversibles problemas vertebrales.

  4. Y 90 eurazos que pagaba yo por un psiquiatra. 90 eurazos!!! Caa vez que pienso la cantidad de camper qu eme podái haber pagado con eso.

  5. […] lo demás, sigo a caballo entre Enóloguez y Superbeso. Ahora el primero, que hace un tiempo pasaba de mí, no para de hacerme caso. Y sin embargo, el […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: