Love today!

Este fin de semana ha sido todo un poco del desfás, la verdad, porque hacía mucho que no bebía tanto ni me ponía tan borracho. De hecho, incomprensiblemente, se me ha pinzado un nervio en la espalda o me ha dado un tirón o qué sé yo, pero lo cierto es que me duele de lo lindo y me cuesta hasta caminar. Yo no estoy hecho para trabajar, en realidad, así que a ver si se me ocurre una idea cojonuda de visionario y me hago asquerosamente rico.

El viernes estuve en el concierto de la banda del novio de una compañera de trabajo. No estuvo mal, tampoco es que fuese lo más, pero los chicos tocan bien… que ya es mucho pedir en estos tiempos de mamarrachas con Casiotones. También había ido mi jefa, así que nada, allí estuvimos en el Nasti bailoteando. Después nos zampamos dos pizzas con un torno, y nos largamos al Ochoymedio, que estuvo fenomenal… y además estuve hablando con Olmo y con Eurocero, que ya tenía ganas.

Llegué a casa tardérrimo y borrachérrimo, pero hay que ver qué gusto da poder cogerse un búho y llegar a casa en nada de tiempo. Yo estoy encantado. El sábado vinieron Piscu y S., el novio de Flat, a comer a casa, así que nos zampamos la lasaña que la señora de la Thermomix nos había preparado en la demostración, que estaba buenísima. Bueno, Piscu en realidad comió una ensalada y unas cosas porque está a dieta estricta. Luego me eché una siestecita en su barriga -a modo de despedida-, mientras veíamos unos telefilms buenísimos de Antena 3.

Corre que te corre me fui al concierto de Mika, que yo era uno de los pocos privilegiados a quienes se había acreditado como prensa. Digo uno de los pocos privilegiados de entre mis amigos, porque como Universal obligó a Sinnamon a hacerlo en esa sala de mierrrda; rechazaron un montón de acreditaciones. El concierto estuvo muy bien, aunque para eso os emplazo a Jenesaispop.com, donde colgaré una crónica a lo largo del día.

Después del concierto nos fuimos Supervago, iko y yo a El Rincón y nos pimplamos tres botellas de vino blanco una tras otra (con un torno) mientras comentábamos en qué punto te empieza a dar vergüenza seguir pidiendo alcohol en un bar. Como yo me había alcoholizado la noche anterior y tengo efecto rebote (se me sube enseguida y a poquito que beba) pues me sentó fatal. Así que para cuando llegaron Ruti, Patri, A. y R. ya estaba como una cuba.

Terminaron echándonos del local porque se hacía la hora de cerrar y yo decidí -en un momento de lucidez- que era hora de retirarme. Y es que el domingo había quedado con mi hermana, mi cuñado y la beba para comer. Fue bastante fastuoso que me pusieran un taxi para ir a comer con ellos, la verdad. Yo me sentía un poco como en Cambio Radical. Y también es muy fuerte que lo que no hace mi empresa para el trabajo, lo haga la empresa de mi cuñado para el ocio. Comimos en el Public, que es un sitio que está muy bien, sobre todo en precio. La verdad es que comimos fenomenal. Y luego, nos fuimos a mi casa, a que la vieran y tomasen un café allí con nosotros. Bueno, a eso y a que la beba estrenase mi cama en cuanto al cambio de pañal se refiere.

Que por cierto, cómo está mi sobrinita. Ya se ríe y hace cosas, además de ser una monada. Pero lo mejor de toda la tarde fue cuando se fueron, que Ann O’nadada se dio la vuelta y me dijo todo serio: “¿Cuándo vino tu hermana de Alemania, dices?”. Es que en nuestra familia hay que vernos ser altos, blanquitos y -en su caso, que no en el mío desgraciadamente- pelirrojos.
[Mood: Voy a decirlo… ¡¡¡Dilo!!! Un poco salidorro]
[My iPod says: Todo lo de Mika otra vez. Es guapo, pero es tan divorra, que se te baja todo]

Anuncios

8 Responses to Love today!

  1. Celestina dice:

    Mika está bien para ir por las mañanas en el metro, en plan despertarse medio happy para ir a trabajar… ultimamente me dedico a escuchar algo mas depressive, como Deluxe.
    😛

  2. Tony Tornado dice:

    Qué sort de verlo…

    Yo esperaba que aparecieras ahí delante mío el viernes por el Naranja pero fue que no…

  3. Olmo dice:

    Nos volveremos a ver copa en mano bailoteando…seguro.

    (Mika me pone berraco pero preferí a Dorian en la sala Sol … conciertón)

  4. pedroaguado dice:

    Pues yo no puedo con Mika, me pasa un poco como con The Darkness, además las voces son parecidas. Yo soy más de machotes como Linkin Park, que tienen su lado tierno pero de otra manera.

    Sí soy partidario de los pedacos, en cambio 😉

    XXX

  5. verdeº dice:

    Repito: que envidia por el concierto! Yo al final ni Dorian ni Mika: enfermo y encima trabajando.
    Yo también he pensado sobre lo de dejar de pedir alcohol. Hay un momento en el que ya te (me) da igual lo que puedan pensar los del bar y no hay vergüenza.

  6. eurocero dice:

    Después de irte estuve algo más bailongo (¡lo soy, de verdad!), pero es que hubo una fase demasiado rockera y “Such Great Heights” me pillo en la barra.

    Fue un gran placer. :)h

  7. eurocero dice:

    La h se me ha escapado, no es un emoticono raro.

  8. Fanmakimaki ファンマキマキ dice:

    Que morro, acreditado….Asi ya se puede. Ultimamente todo el mundo a mi alrededor se acredita. Quién coño paga en los conciertos?

    3 botellas de Vino? Dios, pensaba que estab alcoholizado por plimparme 3 de tinto a medias entre tres en una comida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: