La búsqueda

Estaba yo releyendo la entrada de hace dos semanas (jo, así da gusto) cuando me he dado cuenta de lo mucho que me avergonzaba de ella, por mucho que la hubiese parido yo. Por mí como si la hubiese parido la mismísima Virgen María con ayuda del Arcángel Gabriel, ha sido una cagada en toda regla. Es mala de cojones. Ya me vale.

Así que aquí estoy, un tiempo después (vaya eufemismo) para intentar resarcirosme. El caso es que, si alguien lee esto, se preguntará “¿y por qué este tipejo abre un blog hace semanas y lo mantiene sin actualizar tanto tiempo?”. Pues vaya usted a saber. En principio, voy a decir que ha sido a causa de mi depresión galopante y de lo ocupado que me ha mantenido mi búsqueda de trabajo.

No os preocupéis por el tema “depresión” porque este no va a ser el blog de la típica poetisa lesbiana o de la típica marica que gusta de escribir en verso. Algo hay de eso, pero yo siempre uso la prosa, que el tema verso no lo trabajo. Corriendo un tupido velo, voy a decir que sí, que hace ya casi dos meses que busco trabajo y no encuentro nada. Y paso a relatar:

Soy, digamos, 99% licenciado. Esto es, ya casi he terminado la carrera, pero me queda la típica asignatura esa soplapollas que se te atraganta y no sabes qué hacer con ella. Lo he intentado todo, lo prometo: desde estudiar hasta regalar jamones, pasando por untarme el culo con vaselina y ofrecerme a mi profesor. Nada ha funcionado de momento, así que me han follado de lo lindo y me han dejado en pleno sexto de carrera. ¡Cabrones! Además de eso, potencialmente hablo cinco idiomas, aunque en la práctica tengamos que reducirlos a tres. Ya sé que a todos os encantaría decir que habláis cinco idiomas fenomenalmente, pero yo lo digo en serio: he hecho cursos de cinco idiomas. Que los hable mejor o peor es otra historia.

Con estas premisas intenté buscar trabajo de lo mío, y lo único que me ofrecieron fue algo con un sueldo que daba risa a cualquiera. Como me comentaba un amigo mío, “una cantidad anecdótica”. Voy a decirlo (dilo!!!). Mi sueldo estaba entre los 199€ y los 201€. ¿Qué maravilla, eh? Cuando mi entrevistadora me lo anunció, yo empecé a frotarme las manos… ¡¡¡por fin iba a poder comprarme el Palacio de Liria!!! Tanto tiempo que lo he estado deseando, porque yo me merezco vivir en un sitio céntrico y recogido… ¡Y mi sueldo me permitía incluso pagarlo a tocateja!

Como podéis comprender, terminé rechazando ese trabajo y esperando que apareciera el ideal. Poco a poco, empecé a descender y buscar cosas más sencillitas. Así llegamos a un trabajo que requiere inglés. Llego a la entrevista, la tipa se pone a hablar en inglés y las otras dos personas que estaban junto a mí sueltan perlas del estilo “I have finished my career y “I also speak Italiano. ¿Excuse me darling? “Os llamamos mañana o pasado, tanto si sí como si no”. Estaba seguro de que ese trabajo caería, pero no. En ese grupo había otras 70 personas que hablaban mejor que yo, que 70 eran los puestos ofrecidos. Sinceramente, no me lo creo, teniendo en cuenta la muestra aleatoria que tuve el placer de acompañar.

Por último, llegamos a la última entrevista que hice el lunes. El trabajo me apetece, y la verdad es que estuve magnífico, todo muy bien y muy agradable. En realidad me sentía como si estuviese contándole mi vida a mis amigos. Risita por aquí, risita por allá, “en un par de días te decimos algo”. Y esto fue el lunes, así que ya no tengo muchas esperanzas, para qué negarlo. De momento esa ha sido toda mi experiencia, y eso que os ahorro mi increíble odisea en Infojobs y en Infoempleo. Unos 100 currículums en total y sólo 3 entrevistas. ¿Doy miedo? ¿No soy un Joven Aunque Sobradamente Preparado? ¿Me merezco este castigo después de 5 años de HORROR universitario?
[Mood:
¿hace falta que dé explicaciones?]
[My iPod says: pues como me he levantado súper alegre, he creado una lista de reproducción que se llama ‘Carlas largas’, todo lleno de canciones súper movidas y alegres (ironía). Ahora mismo, Acid House Kings / That ‘s because you drive me]

Anuncios

3 Responses to La búsqueda

  1. Patata dice:

    Chico, 200 euros son un panojar en Rumanía! A lo mejor deberías plantearte lo de comprarte un dúplex espacioso a las afueras de Bucarest, que está muy de moda en estos momentos.

    Ánimo con la búsqueda!! Amol!

  2. Farala dice:

    Cierto. Además se rumorea que Esperanza Aguirre va a ampliar el Metro Norte (ligero, eso sí) hasta Rumanía.

    Lo que pasa es que se le va a llenar de donnas poverinas, me temo 😉

  3. kaperucito dice:

    eso! Ánimo! que ya verás como antes o después algo aparece 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: